gas

Rusia controla el paso del gas por Ucrania

La llegada de tropas rusas a dos estaciones de compresión de gas en el este de Ucrania supone un riesgo para los suministros europeos, según advirtió el operador del gasoducto ucraniano.

Reuters - La llegada de tropas rusas a dos estaciones de compresión de gas en el este de Ucrania supone un riesgo para los suministros europeos, según advirtió hoy jueves el operador del gasoducto ucraniano, aunque no había indicios de un impacto inmediato en los flujos.

Rusia dijo que las estaciones de compresión de Novopskov, en la región de Lugansk, y de Kupiansk, cerca de Járkov, están bajo su control, afirmando que garantiza la seguridad de todas las operaciones y equipos.

Rusia es el principal proveedor de gas de la Unión Europea y su invasión de Ucrania ha agudizado la preocupación por las interrupciones del suministro, lo que ha disparado los precios del gas.

En 2021 se transportaron a través de Ucrania unos 41.600 millones de metros cúbicos de gas ruso con destino a Europa, lo que la convierte en una ruta de suministro clave, aunque esta cifra se redujo en un 25% con respecto al año anterior, mientras Moscú busca alternativas.

El suministro de gas a Eslovaquia desde Ucrania a través del punto fronterizo de Velke Kapusany era estable en el momento de redactar este artículo, según los datos del operador del sistema de transmisión.

El operador de gasoductos ucraniano OGTSU dijo que los intentos de las fuerzas rusas de entrar en las dos estaciones crean riesgos significativos para la seguridad del personal y la continuidad del transporte de gas.

"Hay un peligro real para el tránsito (de gas)", dijo a Reuters el jefe de OGTSU, Sergiy Makogon.

"Nuestra intención es continuar con los flujos de gas, como hemos demostrado en las últimas 2 semanas", dijo OGTSU en un mensaje en la red social Twitter. "Si hay interrupciones/cortes de gas en Europa, por favor, expliquen a sus electores quién es el culpable".

El Secretario de Estado de Energía ruso, Pavel Sorokin, dijo ayer que Moscú tiene la intención de cumplir con todas sus obligaciones de gas y continuar con los suministros en su totalidad.

"Está garantizada la plena seguridad de las operaciones y la protección de los equipos", dijo el jueves, refiriéndose a las estaciones de compresión de Novopskov y Kupiansk.

En las primeras conversaciones de alto nivel entre Rusia y Ucrania desde que Moscú invadió el país el 24 de febrero, el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, dijo que Rusia debe retirar inmediatamente sus tropas de las instalaciones de gas y energía nuclear ocupadas.

Rusia califica su invasión de Ucrania de "operación especial" que, según dice, no está destinada a ocupar territorio, sino a destruir las unidades militares de su vecino del sur y capturar a lo que considera peligrosos nacionalistas.

En esta nota

Comentarios