gas

El gas de Vaca Muerta gana lugar en los camiones a GNL

Crece el interés en vehículos propulsados a gas natural, el combustible de la transición energética.

El 12% de los gases de efecto invernadero lo provoca el transporte comercial. La cifra es alarmante y obliga a las empresas automotrices a contribuir a una solución sustentable. Aquí entra en acción el gas como combustible, tecnología en que vienen trabajando empresas como Scania e Iveco, adaptando los motores de sus distintas unidades en líneas específicas orientadas a reemplazar la nafta ya sea por GNC, GNL o incluso eléctricos.

Recientemente, Iveco cerró un acuerdo con NRG por 100 contratos de mantenimiento para camiones propulsados por GNL, en la que es la mayor operatoria en América del Sur y buena parte de esa flota estará a disposición de la actividad en Vaca Muerta. "Esta venta representa un próximo paso importante para IVECO y para el mercado local, ya que responde a un cambio en la matriz energética de nuestro país", dijo Marcio Querichelli, Brand Leader de IVECO Sudamérica.

De este modo, la empresa NRG, una de las empresas que ofrece insumos a la industria de los hidrocarburos, apuesta definitivamente a la incorporación de camiones a GNC y GNL en su flota con el objetivo de adquirir tecnología más eficiente y más amigables con el ambiente.

Los camiones Stralis Natural Power maximizan las ventajas medioambientales del gas natural ofreciendo una reducción de entre el 40% y el 50% en los costes de combustible en comparación con sus equivalentes de diésel y reducciones de emisiones de hasta el 90% de dióxido de nitrógeno, el 99% de material particulado y el 10% el dióxido de carbono aumenta al 95% cuando se usa biometano.

El gas natural, aún siendo derivado del petróleo, genera un 20% menos de emisiones de gases contaminantes que, por ejemplo, el gasoil. Además, es un combustible de transición, actualmente el más abundante y que conjuga un mix de variables sustentables. Se pueden reducir las emisiones de CO2 y contaminación sonara, los costos operativos se reducen hasta un 40%, existe disponibilidad e infraestructura, la Argentina tiene una de las redes de estaciones de GNC y GNL más grandes del mundo.

"Estamos hablando exactamente de los mismos camiones, con excepción del motor", contó Lucas Woinilowicz, gerente de Desarrollo de Negocios de Scania Argentina, en una presentación para medios sobre el programa Green Efficiency. "Yo pongo hoy a cargar un camión en una estación de GNC y ya estoy consumiendo gas. Necesitamos generando un shock de demanda para fomentar la producción y el desarrollo de Vaca Muerta", apuntó.

En Vaca Muerta existen tres grandes oportunidades para generar inversiones, desarrollo y divisas. Uno de los caminos es la exportaciones de gas y en especial de GNL (con barcazas o en un futuro, si se quiere competir en grandes ligas, con una planta propia en Bahía Blanca), la construcción de más y mejores gasoductos para llegar a usuarios residenciales que hoy no tienen el servicio y el gas destinado al transporte de cargas y pasajeros.

Tres diferentes tipos de combustibles

  1. El Gas Natural Compromido, o GNC, es 90% metano, similar al que se usa en el hogar pero que se vende comprimido para utilizarse a modo de combustible en los automóviles.
  2. El Gas Natural Licuado, o GNL, es la otra forma de aprovechar los recursos de Vaca Muerta. Se lo procesa de forma tal que puede transportarse de forma líquida tanto en camiones como en barcos.
  3. Otra forma de generar combustible es con el gas de los residuos, también conocido como biogás. La descomposición de la materia orgánica puede convertirse en energía. Existen varios proyectos en el país, pero todavía de pequeña escala.

LEÉ MÁS

GNC, un nicho para el gas de Vaca Muerta

El sector del GNC no se rinde y apuesta a Vaca Muerta

En esta nota

Comentarios