gas

El Plan Gas, en la recta final

Siguen las negociaciones entre las empresas y Nación por programa estímulo. El lunes podría darse la revisión final del documento para ponerlo en práctica en los meses de septiembre y octubre.

Esquema Gas 2020/2024 es el nombre oficial que lleva la cuarta versión del Plan Gas, cuya letra final recién podría conocerse el lunes. Luego de varias reuniones entre las productoras y el gobierno nacional, se espera concretar el documento la semana que viene. Las observaciones de redacción y sugerencias de las empresas seguían llegando hasta ayer, un día agitado para toda la industria al confirmarse la salida de Sergio Lanziani de la Secretaría de Energía.

Si se aceleran las decisiones por parte del Ministerio de Desarrollo Productivo, que conduce Matías Kulfas, el reemplazo del misionero sería Darío Martínez, el neuquino que actualmente ocupa una banca en la Cámara de Diputados y preside la comisión de Energía (ver pág. 12).

Como viene informando +e, el precio que se establece para los beneficiarios del nuevo plan será de u$s 3,40 por millón de BTU. La Secretaría de Energía de la Nación, como autoridad de aplicación, podrá solicitar los planes de desarrollo de proveedores nacionales y los mecanismos de contratación de bienes y servicios. El objetivo del gobierno nacional es alcanzar una “mejora de la productividad, competitividad, eficiencia y calidad de la industria local”.

“Los productores deberán comprometerse a lograr una curva de producción por cuenca que garantice el sostenimiento y/o aumento de los niveles actuales. Esto, en una actividad con declino geológico, implica un volumen de inversión significativo que, a la vez, tracciona los niveles de empleo”, señala en sus objetivos específicos el texto, discutido entre las empresas y el Gobierno.

La producción en la pandemia

El shale gas en las principales áreas de Vaca Muerta se sostiene pese a la caída de las inversiones del último año y el efecto de la pandemia del COVID-19. Ecolatina realizó un análisis histórico de las áreas y remarcó que “la curva de crecimiento del shale gas hasta el año 2019 en Argentina es impactante, luego se estabilizó por la falta de inversión”.

Además, el informe de Ecolatina indica que hay siete empresas desarrollando proyectos relevantes de shale gas en Vaca Muerta: YPF, Tecpetrol, Total Austral, Pan American Energy, ExxonMobil, Pluspetrol y Pampa Energía. Entre todas aportaron 31,5 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) en junio y el promedio de caída de la producción interanual fue del 4%.

Fortín de Piedra, el principal proyecto de Tecpetrol en Vaca Muerta, representa más de un tercio de la producción total entre todos los grandes proyectos. En junio, alcanzó 12,4 MMm3, de acuerdo con Ecolatina siguiendo datos de la Secretaría de Energía.

Sigue Aguada Pichana Este, un área que administra Total. En junio produjo 4,5 MMm3/d, que significó una caída del 2% interanual. Esta compañía, además de pisar fuerte en Vaca Muerta, tiene un portafolio importante de offshore en la Cuenca Austral. Por eso también el interés en que el nuevo Plan Gas contemple las inversiones en el offshore con un plazo mayor, debido a sus complejidades técnicas y geológicas.

Pluspetrol invirtió en el redescubrimiento de La Calera, convirtiéndola en la tercera área con más producción: 2,7 MMm3/d en junio.

La petrolera estatal YPF tiene tres proyectos fuertes. El Orejano arrojó una producción de 1,3 MMm3/d, después Loma Campana con 1,3 MMm3/d y Rincón del Mangrullo con 1,8 MMm3/d.

“El shale gas creció impresionantemente en los últimos años por los incentivos recibidos. Sin embargo, existen limitantes de evacuación y mercados que están causando la desaceleración en su crecimiento. También hay una gran incertidumbre sobre el precio futuro del gas que viene bajando en los últimos dos años”, apunta Ecolatina.

Tres claves del Esquema Gas

Incentivos a todas las cuencas. La propuesta del Gobierno prevé beneficiar con un mejor precio a un bloque de 70 MMm3/d, de los que se asigna a Neuquén un cupo de 47,2 MMm3/d, el 60% del fluido que quedará abarcado por la normativa.

Un precio estímulo por millón de BTU. Las licitaciones para ese gas se dividirán por cuencas. El precio máximo será de u$s 3,40 por millón de BTU para el gas. Y se establece un plazo adicional de otros cuatro años de vigencia en el programa para proyectos offshore.

Equiparar con la resolución 46. Quienes ya están dentro de la resolución 46 del 2017 podrán realizar ofertas sin ponderar en su precio los volúmenes bajo ese estímulo.

En esta nota

Comentarios