gas

Alemania apuesta al GNL y al carbón para no depender de Rusia

"Tendremos que comprar más gas, pero también carbón de otros países", dijo el ministro de Economía de Alemania, Robert Habeck.

Alemania aseguró que puede garantizar la seguridad del suministro incluso sin el gas o el petróleo rusos, y puso en suspenso la habilitación del gasoducto Nord Stream 2.

"Tendremos que comprar más gas, pero también carbón de otros países", dijo el ministro de Economía, Robert Habeck, a la emisora ZDF, añadiendo que Alemania, que obtiene la mitad de su gas de Rusia, era demasiado dependiente de los hidrocarburos de ese país.

Habeck señaló que espera que los precios del petróleo y el gas sigan subiendo a corto plazo tras el ataque de Rusia a Ucrania, pero dijo que esperaba que los precios se equilibraran más adelante y se situaran en niveles manejables.

Indicó que no prevé que el gasoducto Nord Stream 2, que el Gobierno alemán había dejado en suspenso a principios de esta semana, pueda entrar en funcionamiento a corto o medio plazo.

La decisión llevará tiempo, adelantó el miércoles un portavoz del Gobierno, quien prefirió no dar un plazo concreto, aunque espera que el proceso dure más que unas pocas semanas.

Al mismo tiempo, el país está trabajando en el aumento de su capacidad de generación renovable y de sus terminales de gas natural licuado para asegurar su propio suministro, y seguirá tomando más medidas para ser menos dependiente de las importaciones de energía, dijo un portavoz gubernamental.

En esta nota

Comentarios