equipos

Escenario: una flota de equipos de torre da alivio a Neuquén

Con 55 torres en la provincia, ya hay 19 perforadores en actividad con la mirada puesta en un 2021 más prometedor.

Un dato que podría darle un halo de esperanza a la industria de los hidrocarburos en Neuquén es el número de equipos de torre que confirmó gobierno provincial. Hay una flota de 55 entre todas las compañías, y de ellos 19 son perforadores. La actividad empieza a moverse, con perspectivas de apuntalarse después de marzo. En la administración de Omar Gutiérrez consideran que podría volverse “a la normalidad”, con el impulso del Plan Gas.Ar y al mismo tiempo que el Brent le da un empujón al petróleo con un alza que muchos analistas esperan que no pare hasta los u$s 60 por barril.

El 2020 fue un año anormal en todo sentido. Para la sociedad, que todavía tiene que seguir las medidas de prevención frente a la pandemia, y para la economía global, que lidió más que nunca con la incertidumbre. La industria del petróleo y gas la sufrió particularmente cuando el mundo se paralizó. Y ahora quiere volver al ruedo.

Desde Vaca Muerta hay miradas muy interesadas en Brasil. La caída de la producción en Bolivia permitió una adenda con precios competitivos para la Argentina, y tanto la política como ciertos sectores empresariales buscan quedarse con la cuota de mercado que queda libre en el gigante sudamericano.

En los últimos meses, la demanda eléctrica del país vecino muestra signos de recuperación aunque hubo preocupación por las sequías y el impacto en las represas hidroeléctricas. La Fundación Getulio Vargas hizo un sondeo donde hay niveles de optimismo sobre el crecimiento económico en general, muy envidiables para la Argentina.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, en una extensa entrevista con +e, confirmó que siguen las reuniones con las autoridades brasileñas y que cuenta con la colaboración del embajador Daniel Scioli. “Quiero conectar a las productoras argentinas con la industria brasileña. Entendemos que es un horizonte con mucha potencialidad”, manifestó el funcionario nacional.

El total de 140 pozos realizados en 2020 es quizás lo máximo que podía esperarse en un contexto de crisis de pandemia. En abril, el bloque emblema del shale oil Loma Campana tuvo que disminuir su producción a la mitad para evitar un sobrestock. Junto con Bandurria Sur y La Amarga Chica, Loma Campana forma parte de la trinidad del shale oil en Vaca Muerta.

No obstante, las bajas por la pandemia permitirían darle tiempo a la recuperación del gas y aprovechar los gasoductos existentes, con una mayor eficiencia.

Por ahora, estamos hablando de 26 equipos de perforación, lejos de los 44 que había a fines de 2019 después del decreto 566, aquel con el que la anterior gestión presidencial cambió las reglas del mercado del petróleo de un momento a otro; y todavía más camino hace falta si se compara con los 55 perforadores. Pero pese a la pandemia, el dato es que los trépanos volvieron a rotar.

¿Qué contribuyó a este movimiento? Aquí es muy importante el sacrificio que hicieron los trabajadores petroleros. Primero, aceptando el esquema de suspensiones y, ahora, el acuerdo de sustentabilidad hacia marzo, fecha para la cual el gremio de base que lidera Guillermo Pereyra ya quiere tener a todos los operarios con funciones en los yacimientos de la Cuenca Neuquina.

Siempre la previsión y las reglas claras son claves, pero el 2020 nos enseñó que hay que estar preparados para ser creativos e improvisar, como en el jazz.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar