Equinor

Equinor vende sus activos de esquisto en Bakken

La noruega recorta gastos luego del embate de la crisis de la pandemia en la industria del petróleo y el gas.

La noruega Equinor ha acordado la venta de sus activos de petróleo de esquisto en la provincia estadounidense de Bakken, tras una década de pérdidas multimillonarias y críticas por sus malas decisiones de inversión. La compañía venderá toda su superficie en Bakken, situada entre los estados de Dakota del Norte y Montana, a Grayson Mill Energy, una empresa respaldada por la firma de capital privado EnCap Investments, por un total de unos 900 millones de dólares.

La salida del Bakken, donde la empresa noruega entró en 2011 al adquirir Brigham Exploration Company por 4.700 millones de dólares, sigue a la venta de sus activos en Eagle Ford - también en Estados Unidos- por 325 millones de dólares a la española Repsol en noviembre de 2019.

Entre 2007 y 2019, Equinor registró una pérdida contable de 21.500 millones de dólares en el conjunto de sus operaciones en Estados Unidos, incluidos 9.200 millones de dólares debido a deterioros de sus activos de esquisto y otros, según ha mostrado un informe encargado por la empresa a PwC.

Los legisladores noruegos han pedido al Gobierno, accionista principal de Equinor, que adopte un papel más activo, y la ministra de Energía, Tina Bru, ha exigido más transparencia a la empresa.

Por otro lado, Equinor informó de una pérdida neta récord de 5.500 millones de dólares en 2020, ya que la pandemia pesó sobre los precios de los hidrocarburos y forzó amplios saneamientos.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar