Equinor

Equinor y Exxon se unen para ampliar sus operaciones en Brasil

Las compañías noruega y estadounidense acordaron un plan para extenderse en el offshore de petróleo y gas brasileño.

Por Sabrina Valle (Reuters) - Equinor SA y Exxon Mobil Corp han dado los primeros pasos para ampliar un desarrollo petrolífero de 8.000 millones de dólares frente a la costa de Brasil, dijo el productor noruego de petróleo a Reuters. Las empresas quieren impulsar la futura producción del campo petrolífero de Bacalhau, el mayor proyecto de Equinor fuera de Noruega con más de mil millones de barriles de petróleo, dijo la compañía

Se está considerando una segunda plataforma de perforación y una segunda plataforma de producción flotante para la siguiente fase, junto con un gasoducto de más de 160 kilómetros de largo, dijeron tres personas cercanas a las discusiones.

Para Exxon, Bacalhau podría entregar su primer barril de petróleo en alta mar en Brasil, una de sus principales perspectivas de crecimiento, y un nuevo suministro de petróleo procedente de operaciones con menos emisiones de carbono. La extracción comenzará en 2024 en el buque de producción de 220.000 barriles por día (bpd) de la empresa.

Exxon remitió las preguntas a Equinor, que opera el campo. Equinor dijo a Reuters que planea perforar un nuevo pozo de evaluación en el norte del campo de Bacalhau el próximo año "para entender mejor la base de reservas para el desarrollo de la Fase 2".

Los socios están evaluando la adjudicación de un contrato para una segunda plataforma de perforación. La preperforación de los pozos de la fase 1 debería comenzar en el tercer trimestre de este año, dijo un portavoz. Equinor no hizo comentarios sobre los planes para una nueva unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga (FPSO, por su sigla en inglés) o un oleoducto.

tag:reuters.com,2022:newsml_KCN2MR1A9
Imagen de archivo de una plataforma petrolera de Petrobras en la bahía Guanabara en Río de Janeiro, Brasil. 26 de marzo, 2010. REUTERS/Bruno Domingos/Archivo
Imagen de archivo de una plataforma petrolera de Petrobras en la bahía Guanabara en Río de Janeiro, Brasil. 26 de marzo, 2010. REUTERS/Bruno Domingos/Archivo

La inversión puede duplicarse

"Bacalhau es un proyecto globalmente competitivo con un punto de equilibrio por debajo de los 35 dólares en una región energética clave", dijo el portavoz en respuesta a las preguntas de Reuters. La segunda fase podría duplicar la inversión del proyecto si los nuevos trabajos de exploración tienen éxito, dijeron dos personas cercanas a las discusiones.

Una de las cuestiones que hay que decidir es si el yacimiento producirá suficiente petróleo para justificar una segunda plataforma flotante, o FPSO, y un gasoducto para llevar el gas natural del yacimiento a la costa. Equinor y Exxon podrían utilizar un enlace submarino si los resultados no justifican una segunda plataforma, dijeron dos de las personas. Los pozos se conectarían a la primera FPSO, que reinyectaría el gas en el yacimiento.

La primera FPSO está siendo construida por la empresa japonesa Modec Inc y ha sido diseñada para mantener la intensidad de las emisiones de gases de efecto invernadero un 65% por debajo de la media de Exxon, según una presentación de la empresa.

Comienzo de la perforación

Los socios firmaron el año pasado un contrato de 380 millones de dólares y por cuatro años con Seadrill Ltd para la campaña de la fase 1.

Bacalhau es el primer yacimiento presalino de Brasil que no desarrolla la empresa estatal Petróleo Brasileiro SA, que hizo el descubrimiento en 2012 y lo vendió para pagar deuda. Equinor tiene una participación del 40%, al igual que Exxon. Petrogal Brasil posee una participación del 20%.

La plataforma West Saturn de Seadrill perforará los primeros seis de los 19 pozos aprobados de Bacalhau, según Equinor. Es la misma plataforma que Exxon ha utilizado en los bloques marinos que opera en Brasil, sin éxito en la exploración.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar