eólica

Londres intenta calmar la polémica sobre la energía eólica

El Gobierno británico trataba de apaciguar la polémica sobre la presión ejercida por parlamentarios para facilitar la construcción de parques eólicos en tierra.

LONDRES (Reuters) - El Gobierno británico trataba el lunes de apaciguar la polémica sobre la presión ejercida por algunos parlamentarios conservadores para facilitar la construcción de parques eólicos en tierra, afirmando que el primer ministro Rishi Sunak apoya este tipo de proyectos si hay consentimiento local.

Sunak, que lleva un mes en el poder, se ha visto presionado por los miembros de su propio partido en varios asuntos, y algunos de ellos han hecho presión para que se modifique la legislación propuesta por el Gobierno, que se encuentra actualmente en el Parlamento y pretende abordar las desigualdades regionales en el Reino Unido.

Simon Clarke, ministro encargado de esta nivelación bajo la predecesora de Sunak, Liz Truss, quiere facilitar la construcción de más parques eólicos en tierra cuando haya consentimiento local, una medida apoyada por Truss y el ex primer ministro Boris Johnson.

Sunak había dicho anteriormente que se concentraría en la energía eólica marina, pero el lunes el ministro de Economía, Grant Shapps, dijo que el primer ministro apoyaba la construcción de parques eólicos en tierra cuando hubiera consentimiento local.

"No es realmente una disputa. Básicamente, todos decimos lo mismo: es necesario el consentimiento local si se va a tener energía eólica en tierra, porque puede ser una imposición bastante grande en el medio ambiente local", dijo Shapps a Times Radio.

"Lo que ha dicho Simon Clarke como proponente de esta enmienda, es lo que ha dicho el primer ministro".

Cuando se le preguntó si él o el Gobierno apoyarían ahora el cambio, o la enmienda, propuesta por Clarke a la legislación, Shapps dijo que no había estudiado el detalle.

Las palabras de Shapps pretenden evitar una posible rebelión en el Parlamento contra el Gobierno, después de que el principal partido de la oposición, el Partido Laborista, señalara que podría apoyar la enmienda presentada por Clarke. Otros conservadores también la apoyan.

Los anteriores primeros ministros conservadores han apoyado la reducción de los nuevos parques eólicos en tierra, una de las formas más baratas de energía renovable, pero durante su breve mandato Truss dijo que eliminaría las restricciones de planificación.

Una encuesta realizada por YouGov a principios de este año reveló que más del 70% de los encuestados apoyaba la construcción de un parque eólico en su localidad, frente al 17% que se oponía.

El Gobierno de Sunak ya se ha visto obligado a retrasar una votación parlamentaria sobre sus planes de construcción de viviendas para frustrar otra rebelión de algunos parlamentarios envalentonados por la destitución de tres primeros ministros en los últimos tres años y medio.

Con las elecciones previstas para dentro de dos años, algunos conservadores instan a Sunak a adoptar un enfoque más audaz para tratar de recuperar a los votantes, cada vez más desilusionados con la política, y dar la vuelta a los sondeos de opinión que sugieren que los laboristas ganarían fácilmente.

En esta nota

Comentarios