energía

Energía, un factor clave pero no suficiente

Las compañías consideran que el sector energético es fundamental para ordenar la macroeconomía, pero que no será la salvación. Reglas claras y nuevo paradigma.

Las cuentas del país están en rojo y la sangría de divisas del Banco Central es una preocupación cotidiana. El déficit fiscal atenta contra los proyectos de las compañías y pone en jaque cualquier desarrollo posible. Es por eso que el debate está centrado en cómo el sector energético puede ayudar a estabilizar la macroeconomía. Sin embargo, las empresas consideran que la energía será fundamental en ese camino, pero no será la salvación.

“No creo que se pueda dar una sin la otra. Son mutuamente dependientes. Es muy difícil que se estabilice la macroeconomía sin un sector de energía ordenado. No vamos a poder dar un salto en el sector sin una macroeconomía organizada. Es necesario abordarlo en el sentido coherente. Es necesario tener la mirada sobre los dos”, sostuvo Hugo Eurnekian, en el marco del evento “Energy Day” organizado por Econojournal.

“El sector energético no va a ordenar la macroeconomía, pero sí necesitás un sector ordenado para poder ordenar la macro. No alcanza. Se dice que Vaca Muerta va a salvar el país, pero hay que ordenar los temas. Hay que ordenar todos los sectores”, aseveró.

Para el presidente de CGC, hay pocos sectores que pesen tanto como la energía, pero requiere un análisis profundo.

Horacio Turri, director de Pampa Energía, coincidió con la mirada de Eurnekian y pidió Argentina comience a pensar como un país petrolero. “Históricamente siempre se ha dicho que Argentina es un país con petróleo y con gas. Me parece que ese paradigma ya no existe más. Argentina pasó a ser un país petrolero”, subrayó.

“Somos un actor mundial en potencia y tenemos que concretarlo. Me parece que ese es el pilar fundamental de lo que puede llegar a solidificar una base de crecimiento para el país”, aseguró.

Ricardo Markous también puso sobre la mesa el rol de Vaca Muerta en las cuentas públicas. El CEO de Tecpetrol subrayó que la roca madre es una oportunidad extraordinaria en un contexto mundial donde se habla de seguridad energética. “Argentina tiene un recurso de clase mundial que debe desarrollarse ahora”, consideró en el evento de Econojournal.

El tiempo es avasallante y los proyectos no pueden seguir esperando. Es por eso que se necesitan reglas claras. “Esperar a que se estabilice la macroeconomía significa demorar los proyectos y sobre todo los de gas. El GNL debe desarrollarse ya. Hay que buscar mecanismos que neutralicen la inflación y el riesgo país”, destacó y ponderó que el desarrollo de Vaca Muerta y el GNL ayudarán a estabilizar la macro.

ricardo markous tecpetrol vaca muerta.jpg

El desarrollo del sector energético y la estabilización de la macroeconomía no deben ser improvisados. Eurnekian manifestó que esto demandará un trabajo serio de parte de todos los actores. “Debemos tener marcos regulatorios que funcionen. Hoy tenemos marcos regulatorios de otras condiciones macroeconómicas totalmente distintas. El próximo desafío es hacer una base que permitan dar reglas claras para inversiones a futuro para que ayude a ordenar la macroeconomía”, afirmó.

Tanto el director de CGC como el CEO de Tecpetrol coinciden que ya no se discute la relevancia del sector energético. “La importancia del sector de energía para la macroeconomía está muy marcada y se ve en los sucesivos gobiernos de generar incentivos. Hay cierta política de Estado más allá de los gobiernos”, subrayó Eurnekian.

“La política está convencida de que la oportunidad es ahora y creo que Vaca Muerta cierra la grieta. La oposición y el gobierno están convencidos de que Vaca Muerta es una oportunidad”, destacó.

Las reglas claras permitirán que proyectos como las exportaciones de GNL puedan ser una realidad. “Es necesario una ley y un acuerdo entre países, que pueden ser inversores en el proyecto y receptores del GNL, para generar un paraguas que ayude a concretar la inversión”, afirmó.

“Algún inversor extranjero tiene que estar en la planta de GNL y, de esa manera, acceder a un financiamiento razonable para poder tener un proyecto rentable a los valores de comercializar a 8 9 dólares el millón de BTU”, describió.

Para Markous, Estados Unidos es el gran competidor de GNL de Argentina, pero que el país tiene mejores índices de productividad. “Nosotros tenemos que llegar a precios de exportación similares a Estados Unidos porque tiene una roca similar a la nuestra. La nuestra es mejor en productividad. Argentina tiene que llevar el gas hasta la zona del atlántico. Los costos de productividad son similares. El tema es el costo de capital y la carga impositiva”, subrayó.

“La ley tiene que tener carga impositiva respecto a nivelar a lo que es Estados Unidos y el acuerdo entre países debe dar un marco que garantice un financiamiento que se pueda repagar con el gas que se va a exportar”, aseguró el CEO de Tecpetrol.

Claves:

Macroeconomía:

La inflación, las tasas de interés y los tipos de cambio, y la balanza de pagos son aspectos que deben solucionarse para que el desarrollo de los proyectos no sufra contratiempos. Los titulares de las principales empresas coinciden que el sector energético será fundamental en esta tarea.

Reglas Claras:

Los proyectos energéticos pueden ser una gran ayuda para encausar las cuencas públicas, pero deben tener previsibilidad. Vaca Muerta y el GNL son casos testigos que sin un marco regulatorio claro todo quedará en un conjunto de buenas intenciones. Los acuerdos deben superar la grieta.

Vaca Muerta y GNL

La productividad de Vaca Muerta y el potencial del GNL serán dos grandes aliados para el ingreso de divisas al país. Ambos proyectos van de la mano y deben desarrollarse bajo un trabajo en conjunto que no se vea interrumpido por los cambios de gestión.

En esta nota

Comentarios