dólares

Los precios del crudo alcanzan máximos de más de dos años

El Instituto Americano del Petróleo (API) reportó que las existencias petroleras de Estados Unidos cayeron en 7,2 millones de barriles durante la semana pasada.

Este miércoles, frente a la baja informada en las reservas hidrocarburíferas de Estados Unidos y la reactivación de los vuelos internacionales, el crudo superó los 75 dólares el barril, al alcanzar su valor máximo desde fines de 2018.

Ayer, el Instituto Americano del Petróleo (API) reportó que las existencias petroleras cayeron en 7,2 millones de barriles, por encima de lo esperado, según dos fuentes del mercado. Además, otro de los factores que influyó en la suba de la materia prima fue la depreciación del dólar, que encareció el barril para los compradores con otras monedas.

El crudo Brent aumentó 76 centavos, o un 1,02%, a 75,56 dólares el barril, tras tocar su cifra más elevada desde octubre de hace dos años, a 75,66 dólares. Por su parte, el West Texas Intermediate (WTI), con punto de entrega en Cushing, Oklahoma, sumó 76 centavos, o un 1,04%, a 73,62 dólares la unidad, cerca de su nivel más alto desde 2018.

"La tendencia alcista está ganando impulso", dijo Stephen Brennock, de la correduría PVM.

"Durante la noche, la API estableció un telón de fondo alcista", agregó el especialista.

De acuerdo a Reuters, en lo que va del año, el Brent ya ha ganado más de un 45%, respaldado por los recortes al suministro liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y un alivio en las restricciones por el coronavirus que impulsó la demanda.

Frente a este escenario, algunos ejecutivos de la industria están hablando incluso de una vuelta a los 100 dólares por barril, un nivel visto por última vez en 2014.

Por su parte, la OPEP y sus aliados (OPEP+) volverá a reunirse el próximo 1 de julio, con el objetivo de definir una mayor rebaja de sus recortes a la producción a partir de agosto. Sin embargo, el grupo aún no ha tomado una decisión sobre los volúmenes exactos, indicaron dos fuentes de la alianza.

La demanda global aumentará en la segunda mitad del año, pero la OPEP+ se enfrenta también a la perspectiva de un incremento en el suministro iraní, en caso de que las negociaciones con las potencias mundiales logren revivir el acuerdo nuclear firmado con Teherán en 2015.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar