Diego Rivera Rivota

¿Qué pasos debe dar Vaca Muerta para ofrecerle gas a Europa?

"El desarrollo de la infraestructura para Vaca Muerta requiere un ambiente de inversión estable", sostuvo el investigador y analista internacional Diego Rivera Rivota.

Diego Rivera Rivota, investigador asociado del Centro de Política Energética Global de la Universidad de Columbia, en Nueva York, analizó el escenario energético en Europa y qué implicancias tendrá en los próximos años. Además, consideró que Vaca Muerta requiere esforzarse en ampliar su infraestructura de transporte para aspirar a convertirse en un proveedor de gas natural del viejo continente.

Una comitiva de representantes de la Unión Europea está en Neuquén con un interés marcado en escuchar sobre Vaca Muerta y el potencial que tiene con el gas no convencional. La crisis por la invasión de Rusia a Ucrania, el corte de suministro y la puja geopolítica llevaron a muchos gobiernos a estudiar una diversificación de fuentes de energía. Estados Unidos se anotó primero y está proveyendo cada vez más con su GNL al continente europeo.

"Hay un trecho muy largo para que Vaca Muerta signifique una fuente de exportación fundamentalmente hacia Europa. Recordemos que Argentina es el segundo consumidor de gas natural de la región latinoamericana y es un importador neto a la fecha. Hay un incremento importante en la producción de gas en Vaca Muerta pero también es importante observar que el midstream y el transporte están completamente al máximo", indicó Rivera Rivota en diálogo con el espacio de +e en LM Play.

"Hemos visto anuncios y avances en el gasoducto Néstor Kirchner. Eso es importante porque lleva muchos años atorado", expresó el investigador en temas de energía internacional. El incremento de la producción que experimenta Vaca Muerta tendrá como prioridad satisfacer la demanda interna y también para exportar algo hacia Chile. Una planta de licuefacción lleva un promedio de cuatro años, pero aunque la decisión esté tomada existe otro problema: el financiamiento.

"Un factor fundamental que le corresponde a los gobiernos de diferentes niveles, tanto local pero también nacional, es ofrecer una macroeconomía estable para que fondos de capital privado e inversiones multilaterales se arriesguen a invertir en infraestructura", planteó Rivera Rivota. Esa es la clave para poder evacuar toda la producción de hidrocarburos que Vaca Muerta puede dar.

"El desarrollo de la infraestructura requiere un ambiente de inversión estable. Eso ha sido, lamentablemente, una barrera que Argentina ha enfrentado en diferentes momentos y en particular en el caso de Vaca Muerta. Las reservas de gas no convencional han estado ahí muchísimos años y realmente ahora hemos visto un aumento en la producción, eso es un primer paso. Tenemos que ver que se refleje en una mayor inversión de transporte y después en la licuefacción", dijo.

Diego Rivera Rivota Programa entero.mp4

Vaca Muerta corre contra el tiempo si quiere ser proveedor en el futuro de Europa. Allí la agenda de desacarbnonización es muy agresiva, por lo que los tiempos en los que cada país o regional acelerarán los objetivos de transición energética serán puntos críticos para el análisis de los países con recursos hidrocarburíferos.

"Tenemos que tener en claro que estamos en la peor crisis energética en el mundo desde, por lo menos, la Segunda Guerra Mundial. Esta es una crisis de múltiples combustibles y que hemos visto que en los últimos meses, y donde más se ha agudizado, es en el suministro de gas natural. Y en buena medida, más allá de que Rusia era el mayor proveedor de Europa, los mercados globales ya enfrentaban una situación complicada antes de la invasión a Ucrania", analizó el investigador con base en Nueva York.

"El almacenamiento de Europa está prácticamente lleno, por encima del 93%, y hay algunos buques de gas natural licuado que están esperando en las costas de España y otras zonas de Europa para proveer de este combustible. Las temperaturas relativamente cálidas para el inicio del invierno están beneficiando el escenario", dijo Rivera Rivota en el contacto con este medio.

Y agregó: "Parece que hay una falsa impresión en algunos sectores de que la crisis ya se solucionó, pero estamos en algo más parecido al ojo del huracán. Se viene una etapa complicada para los próximos dos o tres inviernos". Los proveedores son Holanda, Noruega, Azerbaiyán y Argelia. Todavía quedan flujos de gas ruso por Ucrania y Turquía. Y el GNL estadunidense es cada vez mayor.

En esta nota

Comentarios