cobre

Al cobre lo arrastran los ensayos contra el coronavirus

El desarrollo lento de respuestas a la pandemia y la recesión global hacen caer el precio.

Los precios del cobre caían el viernes, en medio de renovados temores por una profunda recesión global y el pesimismo generado en torno al lento desarrollo de fármacos para tratar el coronavirus.

La mayoría de los metales básicos se vieron arrastrados por la caída de otros mercados, como el petróleo y las acciones, luego de reportes que indicaron que el fármaco experimental de la firma Gilead para tratar a pacientes de COVID-19 no arrojó buenos resultados en los ensayos clínicos.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) operaba con una baja de 0,6% a 5.132 dólares la tonelada a las 1120 GMT e iba camino a presentar su primer declive semanal en cuatro semanas.

De todas formas, las pérdidas eran limitadas para el cobre -usado ampliamente en los sectores de redes de energía, transporte y construcción- debido a que se prevén descensos en los suministros de algunas minas que tuvieron que frenar sus operaciones por la pandemia.

Pero a los inversores les preocupan los informes que muestran el grave impacto de los cierres de actividad y negocios, incluyendo los sondeos revelados el viernes sobre la confianza de las empresas en Alemania, que sufrió en abril su caída más dramática en la historia.

"Los datos económicos que hemos tenido han sido horrendos, simplemente indican que estamos enfrentando una contracción muy profunda", dijo Ole Hansen, jefe de estrategias de materias primas de Saxo Bank en Copenhague.

Un sondeo de Reuters mostró que la economía global sufrirá su contracción más aguda desde que se tienen registros este año, con una posible recuperación más adelante.

Entre otros metales, el aluminio bajaba un marginal 0,03% a 1.509,50 dólares la tonelada, mientras que el zinc subía un 0,7% a 1.885 dólares.

En esta nota

Comentarios