China

China: producción refinerías creció un 3% y marcó un récord

Procesaron 419.000 barriles más en promedio durante el 2020 aprovechando precios bajos del crudo y la aceleración luego de contener el primer brote de COVID-19.

Las refinerías de China mostraron un rendimiento récord en 2020, procesando un 3% más de crudo que hace un año, ya que aprovecharon precios bajos y márgenes saludables en un rápido repunte de la demanda interna de combustible.

El rendimiento anual se situó en 674,41 millones de toneladas en 2020, o cerca de 13,45 millones de barriles por día, aproximadamente 410.000 bpd más que en 2019, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas.

La producción de diciembre subió un 2,1% interanual a un récord mensual de 60 millones de toneladas, o alrededor de 14,13 millones de bpd, inferior pero cerca del récord diario establecido en noviembre -que tiene un día menos- de 14,2 millones de bpd.

"La fortaleza del sector manufacturero de China subió a niveles no vistos en años", dijo Seng Yick Tee, director senior de SIA Energy.

"La aceleración económica impulsada por las inversiones, las exportaciones de bienes y el consumo interno contribuyeron a la producción récord de crudo en diciembre y en todo 2020".

Entre febrero y abril, las refinerías recortaron sus operaciones en medio de cierres en todo el país para frenar el coronavirus, pero la actividad repuntó desde mayo, después de que China contuvo el avance de COVID. Las plantas elevaron la operación a tasas máximas durante el resto de 2020.

El repunte también se vio reforzado por la expansión de las capacidades en refinerías estatales y operaciones completas en las grandes refinerías privadas Hengli Petrochemical y Zhejiang Petrochemical Corp.

Zhejiang inició su tercera unidad de crudo de 200.000 bpd en noviembre, convirtiéndose en el mayor procesador de petróleo de China.

Las plantas independientes en la provincia de Shandong, que representan casi una quinta parte de la capacidad nacional, han aumentado el rendimiento desde abril, operando a sus niveles más altos desde que se convirtieron por primera vez en importadores de crudo en 2016, según Sublime China Information.

Si bien una disminución en las ventas de vehículos lastró a la demanda de gasolina, el floreciente negocio de camiones y la construcción dieron al diésel un impulso inesperado.

La producción de crudo de China creció un 1,6% el año pasado a 194,92 millones de toneladas, equivalente a 3,89 millones de bpd, mostraron los datos.

Aunque es marginal, esa cifra representa un aumento ganado con mucho esfuerzo ya que las empresas redujeron el gasto de capital en medio de la caída de los precios del petróleo y luego de que las reservas en los principales campos productores en tierra como Daqing y Shengli se agotaron rápidamente.

En esta nota

Comentarios