CGC

El plan de CGC para aprovechar el potencial del sur

La compañía proyecta aprovechar la capacidad ociosa del Gasoducto San Martín e impulsar las cualidades del crudo de la Cuenca del Golfo San Jorge.

El ADN de CGC (Compañía General de Combustibles) es buscar nuevos paradigmas. Un claro ejemplo es la apuesta por la Cuenca Austral, una región subexplorada, pero con mucho potencial para dar. Los desafíos fueron renovados con su llegada a la Cuenca del Golfo San Jorge, tras los activos de Sinopec en el 2021, por lo que la compañía del holding Eurnekian buscará potenciar sus proyectos de cara al 2023.

En el marco del evento “Energy Day” organizado por Econojournal, Hugo Eurnekian, presidente de CGC, ponderó la decisión de la empresa por invertir en yacimientos de la Cuenca Austral donde menos del 6% cuenta con sísmica 3D.

Las tareas son auspiciosas. La compañía lleva perforados 200 pozos desde que tomó la posta de los trabajos y busca aprovechar la capacidad ociosa del Gasoducto San Martín. “Tenés un gas que no requiere más infraestructura y todo el gas que producís lo metés en el sistema ocioso que hay en la zona”, subrayó Eurnekian.

De la cantidad de pozos perforados, el 10% fueron exploratorios, lo que significa una tasa muy superior a la media. “Más del 80% de nuestra producción viene de desarrollos de proyecto de exploración. Creemos que hicimos muy poco. Tenemos potencial exploratorio en reservorios someros y profundos, reservorios convencionales, tight y shale”, destacó.

Otro de los hitos de CGC, tal como informó +e, fue la primera fractura de shale en Palermo Aike, roca madre de la Cuenca Austral. Allí, se realizaron dos pozos y es la primera vez en la historia que se logra producción de shale gas y shale oil en la región.

Palermo Aike se ubica por debajo del potencial de Vaca Muerta, pero tiene la característica de estar medianamente cerca de los océanos Atlántico y Pacifico. La misión para el 2023 es perforar el primer pozo horizontal en la roca.

cgc.jpg

Oportunidades para el crudo pesado

CGC va en contra de las sentencias que marcan que las cuencas maduras no tienen mucho para dar. “Creemos que hay un potencial enorme que hay que ir a buscarlo”, subrayó Eurnekian.

Tras adquirir los activos de Sinopec en el 2021, la compañía triplicó los equipos de torre en el 2022 y comenzó a validar el potencial de la Cuenca del Golfo San Jorge. “Es una cuenca de crudo pesado, pero eso no quiere decir que no haya una oportunidad de gas y magnitud y de relevancia”, consideró.

“Nosotros pensamos duplicar nuestros proyectos en los próximos dos o tres años. Este año triplicamos la cantidad de equipos de torre. Cuando tomamos la operación había solamente 5 pulling y hoy hay 9 pulling, 3 workover, 2 perforadores y 2 flush by. Pasamos de 5 a 16 equipos de torre desde que estamos en la Cuenca del Golfo San Jorge”, agregó.

Sobre la oportunidad para el crudo pesado, Eurnekian manifestó que la balanza ha cambiado a partir del papel de Estados Unidos. “Se ha revalorizado el crudo pesado. Antes los crudos livianos eran los más buscados y el shale es el más productor de crudo liviano. Ahora en la balanza mundial es al revés y se revaloriza el crudo pesado”, aseguró.

En esta nota

Comentarios