carbono

La iniciativa de la OMC para bajar las emisiones de carbono

Los países proponen reducir los aranceles y otras barreras para las industrias bajas en carbono apoyado por el avance de la tecnología.

La OMC debe abordar las barreras comerciales para las industrias que producen niveles bajos de carbono, entre otras medidas destinadas a abordar el papel del comercio mundial en la gestión del cambio climático, dijo su director general Ngozi Okonjo-Iweala.

El Informe sobre el Comercio Mundial 2022 de la OMC, presentado en la cumbre climática COP27 en Egipto, dice que la forma más realista de realizar reducciones profundas de las emisiones sin reducir los niveles de vida en los países más ricos y perjudicar las perspectivas de desarrollo en los más pobres es mediante el avance de tecnologías bajas en carbono.

"La OMC tiene la oportunidad de aprovechar el momento actual para fortalecer su papel como foro de coordinación sobre el comercio y el cambio climático, abordar los obstáculos de la normativa comercial que frenan la difusión y el uso de tecnologías con bajas emisiones de carbono y apoyar los cambios estructurales necesarios para descarbonizar la economía global", decía en el prólogo del informe. "Espero que aprovechemos al máximo esta oportunidad".

Un ejemplo de cómo podría ayudar la OMC, formada por 164 miembros, es reducir los aranceles y otras barreras para las industrias bajas en carbono, que tienden a ser más elevados que para las industrias intensivas en carbono, según el informe.

Una estimación de simulación de la OMC incluida en el informe indica que la eliminación de tales medidas podría impulsar las exportaciones globales de bienes relacionados con la energía, como paneles solares o controles de calefacción inteligentes, en un 5% para 2030, equivalente 109.000 millones de dólares, y reducir las emisiones. Otra es mediante el establecimiento de un precio ampliamente aceptado para el carbono, dice el informe.

Según la propia admisión del organismo de control del comercio mundial, el comercio ha sido "parte del problema" en el pasado, al generar emisiones de transporte y al ayudar a impulsar un crecimiento intensivo en carbono.

Casi un tercio de las emisiones totales de dióxido de carbono del mundo se incorporaron a las exportaciones mundiales de bienes y servicios en 2018, según una estimación del foro regulatorio de la OCDE.

"Pero en el futuro, con las normas adecuadas, el comercio puede ser una parte importante de la solución", dijo el informe. "La cooperación comercial es clave para impulsar esta transformación global", agregó.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar