Brent

Baja el Brent, pero sigue arriba de los u$s 60

El precio del barril cae lastrado por nuevas variantes de COVID-19 y después de una fuerte remontada.

Los precios del petróleo caían este jueves, luego de tener una racha alcista y recortando los avances recientes, debido a que nuevos confinamientos y la aparición de nuevas variantes del coronavirus pesaban sobre el panorama de una rápida recuperación de la demanda.

El crudo Brent, el referencial para la Argentina, perdía 28 centavos, o un 0,5% a 61,19 dólares por barril, mientras que el petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos bajaba 25 centavos, o un 0,4%, a 58,43 dólares. El referencial Brent había subido en las nueve sesiones previas, su período de ganancias sostenidas más extenso desde enero de 2019. El miércoles último fue el octavo día de alzas del WTI.

"La recuperación de la demanda se ve obstaculizada por virus mutantes y la distribución intermitente de las vacunas", dijo el analista de PVM Oil, Tamas Varga.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) comunicó que la oferta mundial de petróleo sigue superando a la demanda debido a los confinamientos por el COVID-19 y la propagación de variantes del virus. "Los pronósticos de crecimiento económico y de la demanda de petróleo dependen en gran medida del progreso en la distribución y administración de vacunas, y la flexibilización de las restricciones de viaje en las principales economías del mundo", indicó la AIE.

El mercado ha subido recientemente, en medio de la reducción del bombeo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, y de la promesa de Arabia Saudita de realizar recortes voluntarios adicionales. Al respecto, la AIE manifestó que una rápida caída de los inventarios esperada en la segunda mitad del año podría preparar el escenario para que la OPEP+ comience a reducir sus recortes.

Los precios del crudo enfrentaron una mayor presión luego del fin del bloqueo de los Guardias de Instalaciones Petroleras de Libia en el puerto de Hariga. La huelga en Hariga comenzó el mes pasado y contribuyó a una disminución de la producción de petróleo libio.

Sin embargo, los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron la semana pasada por tercera semana consecutiva, bajando en 6,6 millones de barriles a 469 millones de barriles, el nivel más bajo desde marzo, dijo la Administración de Información de Energía. Analistas consultados por Reuters esperaban un aumento de 985.000 barriles.

En esta nota