barril

El barril sube tras un ciberataque a ductos de EE.UU.

Colonial Pipeline, el principal operador estadounidense de oleoductos, debió cerrar toda su red y fuente de casi la mitad del suministro de combustible de la costa este del país.

LONDRES (Reuters) - Los precios del crudo subían hoy, luego de que el importante operador estadounidense Colonial Pipeline sufrió un ataque informático que obligó al cierre de ductos de combustibles, generando preocupación por una suspensión de los suministros y eventuales aumentos en los costos de extracción.

Colonial Pipeline dijo el domingo que sus principales ductos de combustible estaban inactivos después del ataque que apagó el sistema el viernes, pero que algunas líneas menores entre terminales y puntos de entrega ya estaban operando.

"El ciberataque a Colonial Pipeline tuvo toda la atención durante el fin de semana y elevó los precios", dijo Jeffrey Halley, analista de la correduría OANDA. "Más allá de este problema puntual, el petróleo podría ser vulnerable a algunas liquidaciones abruptas para proteger posiciones cortas a medida que avanza la semana".

Los futuros del crudo Brent subían un 0,5%, a 68,63 dólares el barril, mientras que los futuros del crudo estadounidense WTI sumaban un 0,4%, a 65,14 dólares el barril. Ambos referenciales ganaron más de un 1% la semana pasada, la segunda consecutiva de aumentos.

"Si los ductos van a estar fuera de operación por un cierto periodo de tiempo, esto podría tener efectos importantes en el mercado petrolero, no solo para Estados Unidos sino también para Europa", dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.

La Casa Blanca estaba trabajando de cerca con Colonial para ayudarle a recuperarse. La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, dijo que el arreglo del oleoducto es la mayor prioridad de la administración de Joe Biden y que Washington trabaja para evitar interrupciones severas del suministro.

El incidente es una de las operaciones de rescate digital más disruptivas jamás reportadas y ha llamado la atención sobre cómo la infraestructura energética crítica de Estados Unidos es vulnerable a los piratas informáticos.

El Brent ha ganado un 33% este año, debido a recortes de suministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, y al relajamiento de las restricciones por el coronavirus en Estados Unidos y Europa.

Colonial Pipeline es el principal operador estadounidense de oleoductos. Cerró toda su red y fuente de casi la mitad del suministro de combustible de la costa este del país, después de un ciberataque que involucró "ransomware", en la que los piratas informáticos congelan computadoras y exigen un pago por desbloquearlas.

El incidente es una de las operaciones de rescate digital más disruptivas jamás reportadas y ha llamado la atención sobre cómo la infraestructura energética crítica de Estados Unidos es vulnerable a los piratas informáticos. Un cierre prolongado provocaría un aumento repentino de los precios en los surtidores de gasolina antes de la temporada alta de conducción por el verano boreal.

La empresa transporta 2,5 millones de barriles por día de gasolina, diésel, combustible para aviones y otros productos refinados a través de 8.850 kilómetros de tuberías, desde las refinerías estadounidenses en la costa del Golfo de México al populoso este y sur del país. Sirve a algunos de los aeropuertos más grandes del país, incluido el Hartsfield Jackson de Atlanta, el más transitado del mundo por tráfico de pasajeros.

En esta nota

Comentarios