Aranguren

"Los inversores tienen que tener la certeza de que el gasoducto va a estar"

El ex ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, analizó los desafíos del nuevo gasoducto y del sistema de oleoductos.

Juan José Aranguren, ex CEO de Shell y ex ministro de Energía de la Nación, visitó Neuquén, en una agenda que incluyó una charla organizada por referentes de Juntos por el Cambio y una recorrida por el yacimiento Fortín de Piedra de Tecpetrol. Aranguren no se guardó ninguna opinión sobre la política energética, las oportunidades existentes y los obstáculos para Vaca Muerta.

“¿Qué análisis hace del Plan Gas y de su versión 5?”, le consultó +e. “Por más que hayamos puesto como línea de largada del gasoducto el 20 de junio del 2023, si no hay gas y cargadores, vamos a tener infraestructura sin producción para transportar”, advirtió el también integrante de la consultora Energy Consilium.

“Los que van a invertir para poder producir ese gas tienen que tener la certeza de que el gasoducto va a estar. Y si no va a estar, tienen que tener la certeza de que alguien, con un mecanismo de take or pay”, agregó Aranguren en su respuesta en una conferencia en el Hotel Comahue Bussines.

“Con el Plan Gas 5 pasa que no se ponen de acuerdo antes de sacar las resoluciones, que estamos a octubre y no han salido”, apuntó el ex ministro de Energía de Mauricio Macri. Y añadió: “En Argentina, día que perdemos, día que no podemos transformar esos recursos que están en el subsuelo en otro tipo de recursos o en dólares que necesitamos mucho para ordenar nuestra macroeconomía”.

Aranguren cuestionó que Enarsa esté a cargo del proyecto, dado que no tiene experiencia en construcción e incluso recordó que no pudo terminar el GNEA. Consideró que no le preocuparía una estrategia que incluya la contratación de un barco regasificador por algunas semanas al año siempre que al mismo tiempo se avance con las obras de transporte y se pueda exportar petróleo.

Las exportaciones “son la única manera de la energía para contribuir a resolver la ecuación grande de la macro de nuestro país, transformando esos billetes verdes guardados bajo tierra en algo constante y sonante; y no como ocurre hoy con el tipo de cambio especial con el decreto 277 para el petróleo y el caso del ‘dólar soja’”.

Aranguren también se expresó sobre la infraestructura para el crudo tras la prórroga de la concesión de Oleoductos del Valle (Oldelval). “Hay empresas que pidieron más de lo que correspondía, entonces ahora hay conflicto porque a algunos les va a quedar una participación que no es acorde con la actual. Hasta que eso no se resuelva, Oldelval va a tener un problema”, analizó.

El ex funcionario del macrismo indicó que un comentario frecuente es que en el país no existen las políticas de estado o de largo plazo para consolidar determinados proyectos. “Yo creo que es mucho así, pero Vaca Muerta es un ejemplo de que no es tan así. Más allá de eso, Vaca Muerta está explotado a la décima parte y hoy podríamos tener cinco, seis o siete Fortín de Piedra si hubiéramos hecho las cosas, tanto de un lado de la grieta como del otro, de una manera distinta”.

Un reciente informe de la Agencia Internacional de Energía, que citó Aranguren en la conferencia, plantea como interrogante si se ha terminado la era dorada del gas natural. “Tenemos que aprovechar la ventana de oportunidades del petróleo y el gas; caso contrario, si esperamos 20 o 30 años sin ponernos de acuerdo en cómo explotarlo, corremos el riesgo de que no haya mercados”, dijo el ex ministro y consultor.

En ese sentido, Aranguren también comentó que si Vaca Muerta le siguiera el ritmo a Permian, la cuna del shale en Estados Unidos, en cantidad de equipos perforadores por acre la producción petrolera se multiplicaría: se pasaría de los casi 600 mil barriles por día actuales a 1,8 millones de barriles de crudo por día.

“Como en otros órdenes de la vida, lo importante no es la meta sino el camino para llegar a ese lugar. Y ese lugar es tener energía abundante, barata y sustentable”, opinó.

En esta nota

Comentarios