Arabia Saudita

Arabia Saudita no aumentaría su producción de petróleo

La próxima reunión de la OPEP+ será clave para conocer los planes de los principales productores de crudo.

Estados Unidos no prevé que Arabia Saudita aumente de inmediato la producción de petróleo y está pendiente de los resultados de la próxima reunión de la OPEP+, que se celebrará el 3 de agosto.

El presidente estadounidense, Joe Biden, viajó a Yeda, en un viaje destinado a restablecer la relación de Estados Unidos con el reino saudita durante el cual el suministro de energía, los derechos humanos y la cooperación en materia de seguridad estarán en la agenda.

Junto con Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita posee la mayor parte de la capacidad de producción de crudo sobrante dentro del grupo OPEP+, una alianza entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros exportadores, entre los que destaca Rusia. Está previsto que Biden se reúna directamente con los jefes de Estado de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos durante su viaje.

Pero el reino saudita ha indicado en repetidas ocasiones que no actuará de forma unilateral.

Los precios del crudo Brent cotizan en la actualidad ligeramente por debajo de los 100 dólares el barril, tras haber alcanzado en marzo su máximo en 14 años, 139,13 dólares, mientras los inversores sopesan las nuevas restricciones por el COVID-19 en el principal importador de petróleo del mundo, China, junto a los temores de recesión.

"Arabia Saudita prefiere gestionar el mercado a través de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y los productores aliados (OPEP+), y no mediante movimientos unilaterales", escribió Ben Cahill, investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, en una reciente nota de análisis.

"El ministro saudita de Energía, Abdulaziz bin Salman, ha enfatizado constantemente la importancia de la cohesión de la OPEP+, incluyendo un papel central para Rusia", dijo.

Anwar Gargash, asesor diplomático del presidente de los EAU, el jeque Mohammed bin Zayed, también dijo el viernes que su país quiere un mercado petrolero más estable y que acatará las decisiones de la OPEP+.

"Los Emiratos Árabes Unidos están muy a favor de apoyar y seguir las discusiones de Estados Unidos con Arabia Saudita sobre el petróleo porque formamos parte del gran grupo que incluye a la OPEP, la OPEP+, por lo que nos gustaría mucho ver más estabilidad en el mercado y la capacidad de producir más y vamos a seguir lo que haga el grupo", dijo.

Estados Unidos desea que Arabia Saudita y sus socios de la OPEP bombeen más petróleo, para ayudar a reducir el elevado coste de la gasolina y aliviar la mayor inflación de EEUU en cuatro décadas.

Sin embargo, la capacidad de reserva de la OPEP se está agotando, ya que la mayoría de los productores están bombeando al máximo de su capacidad. No está claro cuánto podría aportar Arabia Saudita al mercado y con qué rapidez.

Biden dijo recientemente que no pedirá directamente a los dirigentes sauditas que aumenten la producción de petróleo. En lugar de ello, dijo que seguirá argumentando que todos los países del Golfo Pérsico deben aumentar la producción de petróleo.

La OPEP+ decidió el mes pasado aumentar los objetivos de producción en 648.000 barriles diarios (bpd) en agosto, poniendo fin a los recortes de producción récord que introdujo en el momento álgido de la pandemia para contrarrestar el desplome de la demanda.

En esta nota

Comentarios