Alejandro Monteiro

"Vaca Muerta es un proyecto que nos va a permitir generar un cambio radical en la economía nacional"

En una entrevista con +e, el ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro, planteó que las decisiones vinculadas al sector tienen que ser consensuadas y garantizarle estabilidad jurídica a los inversores para el pleno desarrollo de las áreas hidrocarburíferas en la provincia.

El ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro, cuestionó las medidas del gobierno nacional sobre el precio del barril no hayan sido consensuadas con las provincias y el sector. En diálogo con +e, el funcionario del gabinete de Omar Gutiérrez señaló que las inversiones en Vaca Muerta necesitan estabilidad jurídica en el corto y mediano plazo.

Monteiro considera que hacia el futuro habrá que comenzar a discutir un mecanismo que permita minimizar el impacto de este tipo de situaciones de volatilidad. El titular de la cartera de Energía provincial consideró que los inversores necesitan que las decisiones no sean coyunturales, así mantendrán la confianza en el sector y en el país. Por eso, la apuesta de Neuquén es el diálogo entre las empresas, los sindicatos y los gobiernos provincial y nacional.

- Parece no haber expectativas para una posible solución, antes del recambio de gestión, del actual contexto del barril de crudo, al margen del color político que se quede en La Rosada. ¿Cuál es el camino de salida para todo lo que pasa en Vaca Muerta?

Desde el primer momento, e incluso desde antes que se instrumentaran las últimas medidas del gobierno nacional, Neuquén planteó públicamente la necesidad de trabajar en la adopción de medidas consensuadas entre los distintos actores de la industria de manera de poder preservar la confianza que supimos construir entre todos durante los últimos años y que tantos buenos resultados nos ha permitido mostrar en materia de inversiones, producción y mejoras de las cuentas energéticas. Para el corto plazo nuestra visión es que se debe trabajar y proponer un sendero hacia la normalización del mercado del petróleo a nivel nacional de manera de alejar incertidumbres y que permita a las empresas poder planificar la continuidad de sus proyectos sobre una base más clara. Hacia el futuro creemos en la necesidad de comenzar a discutir un mecanismo que permita minimizar el impacto de este tipo de situaciones de alta volatilidad, de manera que variaciones bruscas de alguna de las variables que inciden en el valor de los combustibles puedan ser amortiguadas, sin necesidad de trasladar todo al surtidor.

- ¿Qué es importante para lo que viene como política energética nacional, al margen del color político que sea el que asuma?

El desarrollo de Vaca Muerta nos va a permitir generar un cambio radical en la economía nacional, a partir de abastecer de energía abundante y competitiva a todos los sectores de nuestra economía, además de poder desarrollar nuevas y mayores capacidades exportadoras. Estamos hablando de un proyecto muy solidario porque su explotación permite no sólo el desarrollo de la provincia del Neuquén sino también de otras regionales del país, ya sea como proveedoras de Vaca Muerta, como también a partir del beneficio que implica contar con seguridad de abastecimiento energético a precios competitivos. Con esta visión debemos trabajar en sostener y profundizar las condiciones necesarias para que empresas nacionales y extranjeras inviertan en Vaca Muerta, entendiendo además que competimos con otros países en donde también hay un gran potencial energético. Argentina necesita generar esas condiciones sin desatender que hay un mercado local que debemos abastecer a precios razonables tanto para el consumo residencial, como para la industria y la generación eléctrica.

- Neuquén se había encargado de construir confianza y genera un clima para favorecer la llegada de inversiones. ¿Qué es lo principal que se afecta con este tipo de decisiones y desde la provincia cuál es el camino a seguir?

Hablamos de inversiones de mediano y largo plazo que requieren de seguridad jurídica, de un contexto económico y político estable y donde las decisiones y el camino que se traza para su desarrollo se mantenga en el tiempo, más allá de las situaciones coyunturales. Desde la provincia trabajamos permanentemente en generar esa estabilidad, eliminar incertidumbres, acompañando a las empresas que invierten en nuestro territorio. Y necesitamos a nivel país que las políticas públicas que se instrumenten en materia de energía y economía contemplen reglas claras con una mirada a largo plazo que permitan, por un lado, a las inversiones tanto nacionales como extranjeras poder venir a Vaca Muerta a desarrollar todo su potencial; y por el otro, de políticas comerciales que permitan generar los mercados necesarios para llegar de manera competitiva con la producción de Vaca Muerta al resto del mundo. Para ello, Neuquén va a apostar siempre a un diálogo constructivo con todos los actores de la industria, las empresas, los sindicatos y con el gobierno nacional, sea del signo político que sea, acercando propuestas y soluciones, que nos permitan poner en valor de manera sustentable todo el potencial de nuestros recursos.

- ¿Suscribe la necesidad de un gran acuerdo para Vaca Muerta como se reflotó en los últimos días por la situación que generó el decreto 566? ¿O con solo mantener las condiciones que se venían manteniendo es suficiente? ¿Es central una reforma jurídica para garantizar las exportaciones y profundizar la veta exportadora?

Los resultados que ha mostrado Vaca Muerta en estos últimos años, respecto de la productividad de la formación, las mejoras que hemos tenido en eficiencia, costos y productividad, son muestras claras de las posibilidades que tiene Neuquén y Argentina de exportar energía en grandes cantidades. Asimismo debemos ser conscientes de que no nos podemos permitir volver a la situación de tener que volver a importar los grandes volúmenes de gas y petróleo como en años anteriores teniendo al alcance de la mano la posibilidad que nos brinda Vaca Muerta. Para seguir avanzando en este desarrollo, y atento que para ello es necesario un fuerte flujo de inversiones, es condición generar un marco jurídico y normativo, con reglas claras, que permitan a las empresas hacer las inversiones necesarias, tanto para asegurar el abastecimiento del mercado local, como también para generar importantes excedentes con destino a la exportación.

En esta nota

Comentarios